CONSEJOS DE SEGURIDAD PARA GRÚAS HIDRÁULICAS ARTICULADAS.

Blog Tecnoweigh

Las grúas hidráulicas son una de la más poderosas para alzar objetos. Su sistema consta de bombas y pistones llenos con liquido (agua o aceite). Moviendo el liquido bajo la presión de las bombas, se logra que los pistones se extiendan o reduzcan. Estos pistones están unidos a un sistema de palancas que permiten levantar cargas pesadas.

Para realizar un buen manejo de este tipo de grúas existen ciertas medidas de prevención y sistemas de seguridad.
En primer lugar, el emplazamiento de la máquina se efectuará evitando que haya deformidades o irregularidades dentro del terreno; si esto existe habrá que allanar la superficie. Debe tomarse en cuenta que la grúa siempre debe estar perfectamente nivelada.
Es primordial tomar en cuenta el manual de uso que otorga el fabricante del equipo para evitar dificultades y para saber la inclinación máxima permitida dependiendo de la configuración y ángulos del trabajo.
Existen mandos bidireccionales y multidireccionales (joystick) los cuales deben volver a una posición neutra cuando han sido liberados. Las palancas de mando deben estar protegidas contra un accionamiento involuntario.
La grúa podrá utilizarse después de cumplir con las siguientes medidas: las extensiones están aseguradas mediante pernos y pasadores; el vehículo está apoyado correctamente sobre los estabilizadores; el vehículo no debe ser elevado al apoyar los gatos, pues de lo contrario se sobrecargan y se reduce la eficacia del frenado.
Además es altamente recomendable el uso de limitadores de carga que nos avisarán en cualquier momento de un exceso de peso e incluso algunos modelos bloquearán el levantamiento de la carga para evitar accidentes.